Boletín julio 2014

Boletín-julio-2014

Comparte esta noticia

Ya ha salido un nuevo boletín para los socios/as de CcF. En verano también queremos mantenerte informado/a de los avances y acontecimientos que han sucedido en lo que va de año.
Incluimos aquí la historia que hemos elegido para la portada del boletín, escrita en primera persona por uno de los jóvenes de la comunidad con la que seguimos trabajando en Paraguay, un texto lleno de autenticidad y esperanza:

Apostando por los jóvenes de Paraguay: la historia de Wilfrido en primera persona
“MANO A MANO”
Llamo “Mano a mano” a esta historia, porque considero que mi vida fue tocada y acompañada varias veces, en varios momentos, en varios espacios, por una mano… por varias manos, manos especiales que coincidieron y crearon sinergia con la mía. Nací en el vertedero de mi ciudad, viví parte de mi infancia recogiendo lo que podía para sobrevivir, al igual que mis cuatro hermanos y que todos mis amiguitos de entonces… Recuerdo que recién a los 10 años empecé a preguntarme muchas cosas sobre la cruda realidad que me tocaba. Ya iba a la escuela y empezaba a participar en un centro-comedor donde, además, me curaban las muchas lesiones que sufría en el basurero, que es como llamábamos a aquel lugar…
… Fétido lugar… donde infestaban las moscas, que hasta parecían parte de nuestros cuerpos. Macabro lugar… donde iban a parar los restos más lúgubres de la ciudad… Detrás de la mirada de cada niño, pocas alegrías… detrás de la mirada de cada adulto, la rabia, la impotencia y hasta la desesperanza. No sólo por aguantar los embates de aquel lugar todo el día, sino también por aguantarlo toda la noche, todas las noches, pues es allí donde despertábamos, donde calmábamos el hambre con la hurga del día, y donde estaban ubicadas las alicaídas chozas donde pretendíamos descansar cuando caía el sol. Víctima de esta circunstancia, pero favorecido por oportunidades, aparece una mano aliada, una mano que representa a una gran cadena humana que soñó con todos nosotros una vida mejor….
Crecer con Futuro… Con ella transité mi infancia, mi adolescencia y ahora, llegando a mi juventud… Convencido de que a pesar, muy a pesar de todo, las oportunidades aparecen, y si coinciden con nuestra historia marcan la diferencia, hace casi 10 años las familias del Vertedero conocimos a CcF y empezamos a conocernos también entre nosotros y conocer nuestro valor como personas…
Mi nombre es Wilfrido, tengo 18 años y ahora estamos viviendo en una nueva comunidad, y en nuevas viviendas. En la renovada planta del vertedero ya no trabajan niños/as, ya mis hermanitos están protegidos de ese padecer… Estoy cursando el segundo año de la media en el colegio, es el curso más alto que hasta ahora alguien alcanzó en esta comunidad. Siento orgullo y un gran compromiso, ya que al igual que la mayoría de los adultos de la comunidad, mi madre y mis hermanos mayores no han aprendido a leer ni escribir… Siento mucho orgullo al decir que esas manos amigas ayudaron a sacar lo mejor de nosotros para lograr pequeñas y grandes cosas….
Hoy nos sentimos con derecho a soñar…. Nos sentimos con derecho a pensar en la felicidad.

Boletín-julio

SUSCRÍBETE
A NUESTRA NEWSLETTER

Quizás también te interese:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.