“¿Falta mucho para llegar?”

¿Falta mucho para llegar?, pregunta nerviosa desde el asiento trasero del coche. No ha parado de hablar en todo el camino, saltando de un tema a otro mientras la observo por el retrovisor. No conoció la playa hasta que al entrar en el centro la llevaron a su primer campamento, en el que conoció a muchos más niños y niñas en la misma situación que ella, con 11 años. Me cuenta que le daba mucho asco la arena y que se asustó al ver tanta agua, pensando además que algún pez le atacaría. Cuando pienso que mis hijos han ido a la playa desde su primer verano me sorprende, y también tengo que decir, que me entristece, algo que a mí me parece tan simple y normal, para ella es un mundo. Quiere que en estos días que va a pasar con nosotros le enseñemos a nadar y sobre todo a bucear, quiere hacer castillos de arena y recoger conchas, siente que tiene mucho tiempo que recuperar. “

Las experiencias que nuestros niñas y niñas vivan con las familias colaboradoras, quizás supongan en muchas ocasiones una primera vez para ellas y ellos. Por los entornos de los que proceden y por las dinámicas de los propios centros de protección, las actividades en las que participan y llevan a cabo pueden verse muy limitadas. Esto deja de ocurrir en un entorno familiar. En el momento que se incluyen en una dinámica familiar, comienzan a abrirse a experiencias diferentes y en muchos casos novedosas, a las que habitualmente no tienen acceso.  Sin embargo no es sólo lo que viven, sino con quién lo viven.  El participar de entornos normalizados, en los que poder quitarse la etiqueta de menores de centro es muy enriquecedor a nivel emocional y experiencial. Compartir tiempo con personas ajenas al centro de protección, con otros niños y niñas que viven en otras circunstancias permite su amplitud de miras y romper con los límites que se han autoimpuesto sobre su futuro.

“La veo correr por la playa con mis hijos al atardecer y no puedo evitar sentirme tan feliz como ellos, es una suerte poder acompañarla en este camino, y a su vez, que ella nos acompañe en el nuestro”

Programa de Familias Colaboradoras

 

 

#FamiliasColaboradoras para #Crecercon Futuro

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *