Un día mágico…

El sábado pasamos un día muy especial gracias a Drying little Tears – Regine Sixt Children’s Aid Foundation.
Patrocinaron esta actividad de ocio y tiempo libre para más de 50 niñas y niños de 8 centros de protección de menores.


Estuvimos todo el día en un parque de aventuras. Por la mañana, disfrutamos de muchas actividades y circuitos diferentes en los árboles y, tras recuperar energía con un rico almuerzo, hubo una gymkana muy divertida. El broche final fue una variada merienda con una estupenda tarta.
Fue un día lleno de nuevas amistades y aprendizajes: apoyar y apoyarse, ser pacientes, superar miedos, escuchar, alcanzar metas y límites nuevos, trabajar en equipo, animar, comunicarse…
Seguro que todo lo vivido se quedará en la memoria de estas chicas y chicos mucho tiempo…

Queremos dar las gracias especialmente al equipo de Drying little Tears – Regine Sixt Children’s Aid Foundation que asistió a la excursión por su ternura y su implicación en todo. ¡Al resto, esperamos verlos en la próxima!

Agradecemos también al personal del Bosque Suspendido por su profesionalidad y cariño y, por supuesto, a nuestro voluntariado por seguir creando momentos inolvidables en estas vidas que tanto lo necesitan.

¡¡¡Se lo pasaron genial!!!